La semana pasada se celebró en la Universidad Autónoma de Madrid (España) el 8 Congreso de Lingüística General, con coordinación de Luisa Martín Rojo y en el magnífico contexto (edilicio) de la Escuela Politécnica Superior de esa universidad. Por allí estuve, aunque la ciudad estaba tan repleta de cosas para hacer (como las que se intuyen en la foto de abajo, con mi hija Paloma) que me perdí buena parte de las ponencias y comunicaciones.

Los trabajos presentados, que se editaron en CD, estarán pronto disponibles online en la página del congreso.

Sí pude ir al Simposio “Prácticas letradas contemporáneas”, que coordinó Daniel Cassany, de la Universitat Pompeu Fabra (Barcelona, España). Esto fue el miércoles por la tarde. Cassany dirige en la importante universidad catalana un proyecto de investigación sobre Literalidad Crítica que, según puede leerse en su portal web, “se propone delimitar y analizar la Competencia Receptiva Crítica (CRC) en estudiantes de bachillerato y universitarios, de acuerdo con la hipótesis de que estos colectivos presentan carencias para una lectura y recepción oral superior –y, por lo tanto, críticas– de los discursos de los medios de comunicación”. Varios miembros del equipo de Cassany presentaron sus líneas de investigación actuales, en un excelente clima bien manejado por Cassany, quien, a diferencia de la mayoría de los lingüistas, es un gran orador (y empedernido comunicador; véase su página personal aquí, recomendadas las entrevistas radiales).

El jueves asistí a la peliaguda conferencia plenaria sobre el grado en lingüística que se está diseñando en Madrid y otras comunidades autónomas españolas. En esta foto tiene la palabra Covadonga López (Universidad Complutense de Madrid), que fue muy convincente.

Me gustaría poder reproducir aquí el modelo de contenidos que propuso para el grado, porque era una lectura posible -e interesante- del estado de la disciplina desde una perspectiva española. Pero, en fin, el CD con las actas que tengo en mi poder no funciona (¿o será mi baqueteada laptop?). Una pregunta incómoda de un colega presente me pareció muy pertinente: ¿qué valor específico, que plus propio, puede ofrecer un lingüista en la sociedad española (por oposición a un filólogo) o, en otros términos, qué nicho de intervención social específico puede construir y defender? Creo que no pudo encontrarse una respuesta clara a esta cuestión, pese a que era el tema central de la conferencia.

También conocí personalmente a Fernando Ramallo (Universidad de Vigo, España), editor de Sociolinguistic Studies junto con Xoán Paulo Rodríguez-Yáñez, que tuvo el valor de abandonar el limitado -pero seguro- territorio de la filología gallega e intentar impulsar una publicación de impacto internacional. La revista se presentó el viernes por la mañana.

Yo presenté un trabajito, que no era más que un relevo bibliográfico para mi tesis doctoral, donde intenté delimitar las coordenadas generales del Análisis Histórico del Discurso o Pragmática Histórica. El pobre (decir que economiza recursos es mentir mucho) powerpoint que un puñado de pacientes escuchas tuvo que descifrar puede verse aquí: Navarro.2008.AHD.Diapositivas.

La comunicación completa puede descargarse desde aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s