Archivos para septiembre, 2008

En un post anterior comenté (y festejé) que SAGE ofrecía acceso libre a sus muy interesantes revistas, luego de darse fácilmente de alta. Ahora se ha extendido esta promoción a todo el mes de octubre. El enlace tocando acá. Abajo, el simpático banner…

Anuncios

Continúa, como era de esperar, la discusión que puede leerse en los dos post anteriores y en otros sitios. Ayer, en el blog de Nila Vigil se difundió la carta abierta que Oscar Loureda, editor de la reciente edición española de Textlinguistik de Eugenio Coseriu, dirige a Luis Miranda sobre el presunto plagio de éste último. Puede leerse completa en este enlace. La exposición de Loureda es sumamente clara, y hasta lapidaria. Un fragmento:

Como investigador del Centro, y como editor de la obra Lingüística del texto. Introducción a una hermenéutica del sentido (Madrid, Arco/Libros, 2007) suscribo punto por punto lo que afirma el Dr. Kabatek. En tanto que editor (nótese bien, no autor) de la edición en español (publicada con todas las autorizaciones legales y con contratos en exclusiva), comprenderás que me manejo con cierta soltura en el texto, en relación con su contenido y en relación con su historia: en la larga introducción de la obra que edité desarrollo lo uno y lo otro, y en ella comento tu publicación después de haber estudiado en detalle los textos que conforman el sustrato de la Lingüística del texto. Voy a retomar esas ideas, por lo tanto ya conocidas, y voy a intentar, con datos concretos, no con opiniones ni dardos pueriles, deshacer todos los equívocos posibles que alrededor de la Textlinguistik de Coseriu has creado debido a tu (vamos a denominarla así por ahora) falta de honestidad intelectual.

En el post anterior difundí una noticia de interés que evidentemente iba continuar (ahí radicaba su interés): “Johannes Kabatek, profesor de Lingüística Románica de la Universidad de Tubiga y Director del Archivo Coseriu, hace pública una denuncia de plagio a Luis Miranda Esquerre, profesor de la Universidad Ricardo Palma (Perú), acusándolo de haber publicado con su nombre obras integras de Eugenio Coseriu”. A raíz de un comentario de Frido Martín en ese post y, especialmente, en los otros blogs mencionados, que invito a leer, publico ahora mi parte en la continuación.

En el post busqué explícitamente no hacerme responsable por la acusación, ya que no tengo herramientas para hacerlo. De hecho, hice un pequeño juego verbal para señalar esta conectividad e inmediatez de los blogs. Esta búsqueda de imparcialidad no quedó reflejada en el título, que ahora he modalizado, y por esto pido disculpas. En cualquier caso, está claro que el propio hecho de difundir la noticia es una muestra de parcial parcialidad, si puedo decirlo así.

Me explico. Difundí la noticia porque me parece acertado que se conozcan estas acusaciones para que los protagonistas aporten más evidencias al asunto. La cuestión de fondo es la siguiente: el plagio constituye uno de los peligros más serios y más severamente penalizados dentro del campo científico, y por tanto no puede pasar desapercibida ni la acusación ni, eventualmente, su desmentida. Es cierto (como dice Frido Martín) que la acusación de Kabatek se basa en un criterio de autoridad, entre otros factores porque administra el legado de Coseriu. El criterio de autoridad no debería bastar para demostrar la acusación, pero sí para conocerla y considerarla (y, claro, difundirla en un blog). En cualquier caso, este foro está abierto para que exponga sus posiciones el sr. Miranda, Kabatek, Frido Martín, yo mismo, o quien quiera.

Justamente, reproduzco aquí la carta que Luis Miranda dirige a Kabatek (y a la comunidad científica, claro), tomada del blog de Nila Vigil.

Herr Professor Doktor Johannes Kabatek

Distinguido colega:

He leído su carta no sin sorpresa, pues, suponía que Ud. conocía desde hace años esos textos, que supongo están en la biblioteca del Dr. Coseriu, pues, yo se los he entregado personalmente cuando él nos visitó en la Universidad Ricardo Palma (Lima-Perú), adonde vino en varias oportunidades.

La idea era de utilizar la enseñanza del maestro y ponerla al alcance de estudiantes que de otra manera no podrían acceder a ella; en el texto se dice claramente que están basadas enteramente en la obra de él, capítulo por capítulo, pero acomodadas a las necesidades de los estudiantes a las que iban dirigidas y, además, anotadas en base a estudios posteriores.

En cuanto a la Lingüística del Texto, aquí al estar el libro en alemán, era inaccesible a mis alumnos. Desconozco la traducción de la profesora Agnud (a quien no conozco sino a través de algún texto publicado en Gredos). Sí conocía que había una traducción que fue publicada o iba a publicarse en la Argentina, indagué con algunos colegas de ese país pero no obtuve la información. Me he basado enteramente en la versión alemana y, como señalo en el libro, en las lecciones que dió el maestro en la Universidad de Arequipa a las que asistí. Más bien, el mismo Dr. Coseriu trajo a Lima la traducción italiana, la que me entregó para sacarle una fotocopia y poder compararla con mi traducción.

También le entregué una copia al profesor Oscar Loureda cuando estuvo en Lima; es más, me pidió el colega que le enviara un ejemplar para sus alumnos. El amigo Loureda me informó hace poco que había hecho una nueva traducción de la Lingüística del texto y que ha sido publicada en España. Supongo que su trabajo es mejor que el mío: él ha estado más cerca del maestro y tiene a la mano mejor información que la que tenemos aquí en el Perú.

Creo que el Dr. Coseriu tenía suficiente confianza en mí como para decirme que no aprobaba las versiones que había hecho para mis alumnos y, entonces, no hubiese proseguido con su publicación, pues, entre uno y otro texto hay una distancia de casi diez (10) años. El Dr. Coseriu vino a Lima a través de una invitación que yo le hice y siempre me demostró especial aprecio, lástima que ahora él no pueda aclarar esta situación.
Los textos figuran bajo mi nombre porque soy el responsable de la versión y, además, he hecho algunas modificaciones (añadidos, sobre todo) en función de los objetivos del libro: ser un manual. Y en el caso de la Lingüística del texto, la traducción la he hecho yo, lo que me hace responsable de los errores cometidos, pues no soy traductor.

Me hubiese gustado que antes de publicar su carta me hubiese contactado para conocer los pormenores de los hechos.

En el Prólogo del libro señalo con absoluta claridad:

“Las líneas que siguen están basadas enteramente en la concepción teórica y metodológica de Eugenio COSERIU, creemos que el profesor de Tübingen ha sentado con esclarecedora precisión los fundamentos de la Ciencia del Lenguaje, lástima que entre algunos especialistas, por chauvinismo o por intereses de “capillas”, se desconozca su singular aporte. Hemos obviado, en general, las citas para no recargar el texto, que en muchas partes sigue ad pedem litterae al sabio de origen rumano. Al final de cada tema indicamos la bibliografía utilizada. Se trata básicamente de una antología coseriana.”

Qué más se puede decir sobre la autoría.

No hubiese sido difícil para quien conoce bien la obra coseriana darles vuelta a los textos del maestro para que no aparezcan tal como él los escribió.

Bueno, es una pena que esto haya sucedido; pero me consuela que el maestro no lo hubiese aprobado, pues conocía bien los hechos que jamás le oculté. Los textos fueron publicados en vida de él, y es más, en una ciudad en la que estuvo varias veces antes de morir y en un círculo de lingüistas tan pequeño que difícilmente hubiesen pasado desapercibidos.

Cordiales saludos,
Dr. Luis Miranda

Un comentario sobre un aspecto concreto. La carta es interesante, porque se esgrime que “en el texto se dice claramente que están basadas enteramente en la obra de él, capítulo por capítulo” o “en el caso de la Lingüística del texto, la traducción la he hecho yo”, mientras que en el propio texto lo que se lee, según la misma carta, es “las líneas que siguen están basadas enteramente en la concepción teórica y metodológica de Eugenio COSERIU”. Parece haber una diferencia fundamental entre basarse en la concepción teórica de un investigador (esto sí acreditado) y basarse (casi) textualmente en el libro de un investigador (esto al parecer no acreditado). Como señala Roberto Zariquiey Biondi -aclaro que reproduzco comprometiéndome con su afirmación-, parece por lo menos extraño que el traductor se apropie de la autoría del libro. En esta carta también se lee: “El amigo Loureda me informó hace poco que había hecho una nueva traducción de la Lingüística del texto y que ha sido publicada en España. Supongo que su trabajo es mejor que el mío”; precisamente, la versión de Loureda trae en tapa a Coseriu como autor.

Agrego una cosa: la discusión, al menos desde lo que a mí me toca (y, creo, para las pautas de evaluación internas al campo científico), no es sobre copyright sino sobre autoría. Supongo que la coincidencia entre la acusación de Kabatek y la publicación del libro de Loureda indicarían que a mucha gente -y con razón, claro- le interesa también el primer aspecto.

Casualmente, estos días leí una nota sobre un caso bastante distinto, resuelto en los juzgados argentinos, pero en el cual se discutió la cuestión de la autoría intelectual: puede leerse acá.

En mi Google Reader leí el blog de Nila Vigil que refería al blog de Roberto Zariquiey Biondi en el que se puede leer que “Johannes Kabatek, profesor de Lingüística Románica de la Universidad de Tubiga y Director del Archivo Coseriu, hace pública una denuncia de plagio a Luis Miranda Esquerre, profesor de la Universidad Ricardo Palma (Perú), acusándolo de haber publicado con su nombre obras integras de Eugenio Coseriu“.

El post completo y la carta de Kabatek acá. Más información sobre el proyecto de digitalización y divulgación del archivo Coseriu (en la cinematográfica foto de abajo) acá.

José Villalobos, de la Universidad de Los Andes (Venezuela), me envió información sobre la revista que edita: Entre Lenguas. Se trata de una publicación anual arbitrada e indexada especializada en temas relacionados con la enseñanza/aprendizaje de las lenguas (en particular, extranjeras). Es editada desde 1997 por el Centro de Investigaciones en Lenguas Extranjeras (CILE).

En este enlace pueden descargarse más datos sobre la revista y las instrucciones para envío de artículos (en español, inglés, francés, italiano, portugués o alemán). Agregué la revista a los enlaces – revistas en papel.

Dos concursos de becas de postgrado para investigadores argentinos, aunque también se incluyen otros países.

El programa de becas Fulbright otorga becas a investigadores argentinos (y de muchos otros países)  junior y senior para realizar proyectos de investigación en universidades de los Estados Unidos. Las becas son por tres meses y cubren todos los costos. El concurso está abierto hasta el 15 de octubre. Fuente: Bolsa de empleo de letras. +info

La University of Sydney (USYD, Australia) a través del programa “The University of Sydney World Scholars” otorga 20 becas de postgrado a graduados aspirantes a doctores de países iberoamericanos como México, Brasil, Argentina, Chile y España. La oferta incluye el pago de todos los gastos de matrícula asociados con los estudios durante tres años y una suma de hasta $ 2.000 dólares australianos para el pago del pasaje hacia y desde Australia. La beca no comprende fondos para otros costos tales como alimentación, alojamiento, seguro de salud u otros gastos de viajes o derivados del estudio. La fecha para presentar las solicitudes vence el 17 de octubre de 2008 y los candidatos seleccionados comenzarán sus estudios en el primer semestre del 2009. Fuente: CONICET. +info

Hace unos meses comenté que un grupo de estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA (Argentina) mantenía un portal no oficial que abordaba distintos aspectos de relevancia para los estudiantes de Letras/Filología y otras carreras. En particular, a través del portal, los estudiantes escaneaban y subían sin fines de lucro (y con diferentes grados de legibilidad…) la mayoría de textos obligatorios de todas las materias/asignaturas de todas las carreras de la facultad.

Ahora, se ha inaugurado el portal Biblioteca Forofyl, que centraliza y organiza todo el material subido hasta ahora. Me parece una idea excelente que se articula de forma coherente con el concepto de universidad pública y gratuita. El portal tiene un buscador básico, pero también pueden buscarse los textos según la materia en la que se utilizan. Los textos de lingüística son muy variados, porque también lo son las especializaciones en lingüística que ofrece la facultad. Pueden visitar la página acá. Fuente: Bolsa de empleo de letras.