La academia iberoamericana y puesto de español como L2 en la University of Texas (EE.UU.)

Publicado: 17 septiembre, 2008 en discusión, eventos, trabajo
Etiquetas:

Me resulta curioso, casi una experiencia antropológica, leer las decenas de anuncios laborales para puestos en universidades anglosajonas, en particular norteamericanas, que circulan por internet. Por el contrario, ¿cuándo publicó por última vez Infoling algún aviso para un puesto en universidades iberoamericanas?

Yo me gradué en una universidad pública y gratuita (esto último es algo relativo, claro está) argentina, por lo que, evidentemente, no me convence demasiado el modelo privado y en buena medida elitista de universidad-empresa que es tan común en Estados Unidos, aunque, como explicó Timothy Garton Ash hace poco (reproducido en El País, acá), se trata del tipo de modelo que permitió a este país tener las instituciones más innovadoras del mundo.

Lo que me pregunto es por qué los concursos para puestos en universidades iberoamericanas suelen regirse por el secretismo, la burocracia (o, en su defecto, la sospechosa agilidad), el parentesco, la herencia o la pertenencia geográfica. Digo esto sin creer que estas costumbres son totalmente (o bastante) desconocidas en las universidades anglosajones o de otros lugares, claro está. Pero me parece que nuestro ambiente académico es particularmente opaco.

¿Por qué, por ejemplo, los concursos en la Universidad de Buenos Aires (específicamente, seamos justos, en la Facultad de Filosofía y Letras) pueden tardar años en convocarse, y luego otros muchos años desde la convocatoria hasta su realización efectiva, poniendo en duda las características originalmente válidas del tribunal evaluador? Ahora mismo hay un interesante debate por un concurso de dictamen polémico para el área de literatura latinoamericana (en concreto, entre Susana Cella y Roberto Ferro; puede leerse la opinión de Noé Jitrik acá), pero no es el único.

U otro ejemplo: ¿por qué en España un título de doctor obtenido en la propia España no es válido en este país (¡!) a menos que el doctorado homologue su título de grado, y por tanto a ese feliz recién doctorado no se le permite (y menos que menos si no es comunitario) concursar en la propia institución donde se doctoró? Es decir, España forma doctorados, pero -dado que buena parte de sus asistentes a cursos de doctorado son extranjeros- bajo la condición de que trabajen fuera de las instituciones universitarias españolas…

Esta reflexión inútil (todos jugamos, lo acepto, con las reglas del juego que nos han tocado en suerte) viene a cuento de un potencialmente interesante aviso laboral para quien esté interesado en trabajar en lingüística hispánica y español como L2 en la University of Texas at San Antonio (EE.UU.). Los detalles:

El Department of Modern Languages and Literatures de esa universidad llama a concurso para un puesto (de tipo tenure-track) de Profesor Asistente y otro de Profesor Asociado en el área de español para comenzar a trabajar en el otoño de 2009. El puesto involucra la enseñanza de español en programas de nivel BA y MA, junto con actividades de investigación. Los candidatos a Profesor Asistente deben estar doctorados antes del 31 de mayo de 2009 en áreas relacionadas, tener experiencia en enseñanza de nivel superior, y, claro, manejar bien el español. Los candidatos a Profesor Asociado deben demostrar un CV más completo, con publicaciones, etc.

Hay que enviar una carta, indicando puesto al que se postula, CV, y 3 cartas de recomendación, a Marita Nummikoski, Department of Modern Languages and Literatures, The University of Texas at San Antonio, One UTSA Circle, San Antonio, US 78249-0644, USA. Puede pedirse más información a marita.nummikoskiutsa.edu. Fuente: Linguist List.

Anuncios
comentarios
  1. Miguel Ángel dice:

    Federico, tu post me ha hecho pensar mucho, sobre todo porque no sé si para mí es un consuelo o más bien una gran decepción descubrir que los procedimientos de selección de las universidades hispanoamericanas son exactamente iguales a los de las españolas (¿será cosa del carácter hispano esto de hacerlo todo de la manera más sucia posible?). Acabo de leer esos artículos sobre el escándalo Cella-Ferro, que no conocía, y todo me recuerda muchísimo a cientos de recursos legales que se presentan en España y que, por supuesto, jamás prosperan (así que, sintiéndolo mucho, no le doy muchas esperanzas al profesor Ferro). Cuando se saca a concurso una plaza es porque ya hay un candidato oficial a ocuparla, y da igual que se presente otro con el mejor currículum de Harvard: siempre va a ganar el de casa. Lo peor es que no nos queda otra opción que aceptar la injusticia y esperar a que algún día nos favorezca a nosotros.
    Lo que me llama la atención es que los periodistas, siempre ávidos de carroña, no suelan hacer reportajes de investigación sobre el mundo universitario; se pondrían las botas. Debe ser que a los de arriba no les interesa que se sepa a qué tipo de parásitos mantenemos con el dinero de todos.
    En estas circunstancias, sólo discrepo de ti en tu opinión negativa sobre el sistema “universidad-empresa” de Estados Unidos. Conozco relativamente ese mundo y mi modesta opinión es que, por injusto y salvaje que sea algunas veces, normalmente triunfan los que más trabajan, y no los hijos, sobrinos o cuñados de turno. Por eso sus universidades son mejores que las nuestras.

  2. federiconavarro dice:

    Miguel Ángel, hola. Gracias por tu comentario. En Argentina resulta casi políticamente incorrecto defender a la academia norteamericana; por eso me interesó el artículo de Garton Ash que puse en el link más arriba. Mi opinión sobre la academia norteamericana no es totalmente negativa. Creo que hay que copiar lo útil, pero tener cuidado con otros aspectos que, en países con un estado ausente y lleno de falencias, pueden derivar en situaciones simplemente elitistas. Sí me agrada la autonomía y la relativa meritocracia y transparencia que las caracteriza. En cualquier caso, comparar el lugar de las universidades iberoamericanas en los rankings mundiales es descorazonador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s