Archivos para noviembre, 2015

Este año se cumplieron 10 años de la aparición del “Manual de Lingüística Sistémico-Funcional. El enfoque de M. A. K. Halliday y R. Hasan. Aplicaciones a la lengua española”, elaborado por Elsa Ghio y María Delia Fernández, de la UNL. Se trata de un volumen importantísimo, pionero y ambicioso, en ocasiones discutido, al que le siguieron otros libros como “Systemic-Functional grammar of Spanish: a contrastive account with English” (2010) de Lavid, Arús y Zamorano-Mansilla. El objetivo fue abordar de manera global el español desde la perspectiva sistémico-funcional, originalmente desarrollada para el inglés.

De hecho, la propia comunidad de investigadores latinoamericanos interesados en la lingüística sistémico-funcional -según mis investigaciones, una comunidad fuertemente heterogénea y ecléctica, con pertenencia a los estudios del discurso y la enseñanza de lenguas, e interés por los géneros discursivos y la multimodalidad- se encuentra ya en un momento de madurez y, quizás, de necesidad de metareflexión sobre sus orígenes, características y caminos futuros. También este año se celebró el XI encuentro ALSFAL, con una periodicidad anual notable dada la dificultad de organización que implica.

En este marco, Fabián Mónaco se puso al hombro, con el respaldo en el Comité Científico de reconocidos colegas de toda Latinoamérica, la organización de las II Jornadas Nacionales de Lingüística Sistémico-Funcional (aquí la primera circular) en la UNL, Santa Fe, Argentina. El principal objetivo es homenajear a las queridas Elsa y María Delia, pero también juntarnos para compartir perspectivas y seguir pensando el campo. Tendrán lugar el 4 y 5 de agosto de 2016 y pueden enviarse resúmenes hasta el 30 de marzo.

Anuncios
La semana pasada disfrutamos de la tremenda alegría, energía, ironía permanente, curiosidad, generosidad, inteligencia de Geoff Thompson en el ALSFAL de Santa María, Brasil. Su conferencia fue intensa, estimulante, entretenida, provocativa, polémica, modesta y altiva al mismo tiempo. Pero mucho más lo fueron sus comentarios y sugerencias en los pasillos, en el bus, en el ascensor, en los almuerzos y cenas. No se perdió ninguna actividad, no distinguió entre interlocutores consagrados o principiantes, no se guardó opiniones ni se ahorró abrazos.
La noticia de su muerte nos dejó a todos devastados, no solo por lo injusto de su partida, no solo por el dolor que imaginamos en su esposa y amigos, sino sobre todo por el contraste con la contagiosa, incomparable vitalidad que nos había regalado unos días antes.
Personalmente, interactué por primera vez con él porque necesitaba, al comienzo de mi investigación doctoral, un artículo antiguo, inconseguible online o en la biblioteca de mi universidad. Le escribí un email desde el otro lado del mundo, sin conocerlo ni resultarle conocido, como último recurso. Geoff me respondió enseguida y, como él tampoco tenía el artículo en PDF, se ocupó de escanearlo y enviármelo. La semana pasada le recordé esta historia de generosidad desinteresada y se lo volví a agradecer, ahora como colegas invitados a un mismo congreso.
El último día de ese mismo congreso, algunos de nosotros nos escapamos con Geoff durante unas horas y nos fuimos a hacer un “ice-cream crawl” por las mejores heladerías de Santa María bajo una lluvia insistente que nos impedía volver; fuimos felices, cómplices de una aventura casi infantil.
Unas horas antes de fallecer, seguía en conversación por email con Orlando, Teresa, Estela, conmigo, discutiendo con pasión cómo ampliar el Sistema de Valoración y contagiándonos con su alegría incondicional: “Yes, it was a great time, wonderful to see you all again and to have time not only to discuss serious matters (to misquote a Liverpool football manager: ‘linguistics isn’t a matter of life and death – it’s much more important than that’) but to chat and have fun (and icecream)”.
Si tengo que elegir una foto de esa última semana, me quedo con esta que adjunto, en medio del curso que él mismo estaba dictando (publicada en el Facebook de ALSFAL): alegría, curiosidad, inteligencia, trabajo.
Me sumo a los recuerdos y a la tristeza de los colegas y amigos desde distintos lugares del planeta.

Geoff_ALSFAL 2015